sábado, 28 de noviembre de 2009

1/8 FINAL DE LA EMPEROR CUP. FC TOKYO-VEGALTA SENDAI.

Hacía sólo 7 días que acabábamos de ascender, pero ni mucho menos nos podíamos relajar, ya que los siguientes dos encuentros eran de aúpa. Un primer partido correspondiente a octavos de final de la Emperor Cup frente al reciente campeón de la Nabisco Cup (FC Tokyo) y un duro encuentro de liga para intentar saber quien es el mejor de J2 teniendo enfrente al Cerezo Osaka. Centrémonos ahora en el partido de copa.

La actuación del equipo hasta ahora en Copa se la podía considerar realmente buena. En la anterior ronda, habíamos conseguido superar a un oponente de j1 jugando en su estadio, si, como lo oyen, le habíamos endosado un 1-2 al Omiya en su propio estadio.

Ahora era otro mundo, nos tocaba ir al estadio Marugame de Kagawa para enfrentarnos al reciente campeón de la Nabisco Cup, el FC Tokyo. Nuestro equipo saldría a dar la cara como equipo que acababa de conseguir ascender para la siguiente temporada a la máxima categoría. Sabíamos que teníamos calidad, pero sabíamos que nuestro rival era superior.

Arrancamos el partido con fuerza e intensidad, sabiendo que sólo con fuerza y coraje conseguiríamos sacar algo positivo. Este empuje tuvo su recompensa, e increiblemente, Nakahara adelantó a nuestro equipo en el minuto 25', si, como lo oyen, el Vegalta se adelantaba al campeón de la Nabisco. Con este marcador llegamos al descanso, quedaba un largo 2º tiempo para mantener el resultado e intentar llegar a cuartos, cosa impensable en un principio pero que ahora nos podíamos permitir soñar.

El 2º tiempo comenzó casi más intenso todavía, los jugadores del Vegalta tenían, si cabe, más hambre que antes y en el minuto 15' del 2º tiempo, el veloz Nakashima anotaba el 0-2 para el Vegalta. Con este gol todo Sendai gritó de alegría. El orgullo, la valentía y la constancia estaban derrocando a un grandísimo equipo. Pero esto no se termina aquí.

Cuando se daba por terminado el partido, en el minuto 89', todos los aficionados estábamos deseando oír el pitido final, pero Marcelo Soares hizo que nos tuviésemos que frotar los ojos al anota el 0-3, si leen bien, 0-3 ante el campeón de la Nabisco.

Creo que no tengo palabras para expresar lo que sentí en ese momento y lo que sentimos los aficionados del equipo y la ciudad entera de Sendai. Nuestro equipo se conseguía meter en cuartos de final de la Emperor.

Siguiente estación, el 12 de diciembre contra el Kawasaki Frontale. Si hemos conseguido vencer al FC Tokyo, ¿Por qué no soñar con ganar al Kawasaki Frontale?

Un saludo vegaltinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada